Blogia
Falange Montañesa

CAYO LARA O HARRY EL EJECUTOR

CAYO LARA O HARRY EL EJECUTOR

Anda Cayo como niño con zapatos nuevos ante la posibilidad de que el PSOE, tras acabar definitivamente con la independencia de España, liquidar los derechos laborales y finiquitar la clase media, le ceda algún escaño con el que reanimar al cadáver que preside, Izquierda Unida. Con esas perspectivas no deja charco en el que no se meta, y, ello a pesar de que si nos remitimos al número de representantes públicos que tienen y los que están bajo sospecha no sale muy bien parado. Como muestra su concejal en Castro Urdiales, expulsado ahora sí, ahora no y ahora no se sabe, después de decenas de denuncias y acciones escabrosas más propias de “Deprisa, deprisa” o “Perros callejeros”, mientras los jerifaltes de IU miraban para otro lado.

Cayo, emulando a Clint Eastwood, ha venido a ofrecerse como garante, voz y martillo de herejes de aquellos que incumplan la ley; pero no cualquier ley, sólo aquella que permite a las hembras asesinar a sus hijos no nacidos. Si alguna hembra, me niego a llamar mujer a quien es capaz de semejante infamia, que se proponga acabar con la vida de su hijo mientras está en su vientre encuentra alguna dificultad o impedimento para ejercer tan peculiar derecho puede acudir a Cayo y él, en persona, se encargará de llevar a la Fiscalía, la del PSOE, al causante de tal desafuero; él y su magnum 44.

Dice Cayo que las leyes aprobadas en Parlamento están para ser cumplidas aunque no guste. A lo mejor sus señorías, por el mero hecho de serlo, están investidos con el don de la infalibilidad. De todos modos seguro que habrá ocasión de recordarle la frase a no mucho tardar.

Amigo Cayo, de patricio nombre, como españoles que padecemos la demostrable equivocación de la mayoría al votar mayoritariamente a un cretino rodeado de una cohorte de mayores cretinos que él, pero vivos en el arte de vivir bien sin dar clavo, lo que queremos es que su partido-empresa devuelva ya todo el dinero que debe a los bancos para que estos lo den en forma de créditos blandos a quien lo necesite. No es ético que una “empresa” que no genera ninguna riqueza deba a los bancos hasta el papel en el que llevaría la denuncia a la Fiscalía, la del PSOE. Explique a sus futuros votantes cómo es el gran capitalismo, el que sostiene y alienta al pobre comunismo.

Y recuerda, Cayo, las leyes para cumplirlas aunque no gusten. Llegará el tiempo en el que tendrás que ponerlo en práctica y veremos que no se trata más que de otro de vuestros embustes a los que tan acostumbrados nos tenéis.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres