Blogia
Falange Montañesa

LOS “PUYOLES” PALETOS

LOS “PUYOLES” PALETOS

Que España es unidad indivisible cada vez resulta más claro. No hay vicio, opereta o chanza que no se reproduzca en sus cuatro puntos cardinales, lo mismo el choriceo propio de la región Andalusí, que el victimismo propio de la taifa catalana. Y de esa nos ha llegado a nosotros un buen ejemplo recientemente, aunque, eso sí, nada tiene que ver con herencias, cuentas en Andorra o vigas engordadas en Suiza. Aquí somos más modestos, más de andar por casa pero vamos aprendiendo.

Al grano. Dos de los principales referentes políticos de la región y a los que, como personajes públicos de primera magnitud, citaremos por sus nombres han saltado a la palestra recientemente a raíz de unos hechos ocurridos ahora hace un año. Se trata de D. Marcos Martínez Romano, miembro del Consejo Ciudadano Estatal, (no nacional), de PODEMOS y del afamado “hestoriaor” D. Diego San Gabriel López, del que ya hemos hablado en ocasiones anteriores, y ahora portavoz o algo parecido de una entelequia llamada “Cantabria no se vende” que agrupa más asociaciones que asociados.

Ambos prebostes y algunos amiguitos más fueron a montarle el show a Ignacio Diego con motivo de la celebración en el marco de la Universidad de Cantabria de un evento en el que el Presidente Regional sería interpelado por los asistentes sobre los aspectos de su gestión que creyeran oportunos. A Romano, San Gabriel López y cía no se les permitió la entrada al recinto, suponemos que la pancarta, las intenciones mostradas previamente en las redes sociales y las formas de las que siempre hacen gala nuestros queridos paisanos no tuvieron nada que ver y se montó la tángana por la que un juez “ve indicios razonables de criminalidad”. Me imagino su sorpresa cuando un año después de su participación en eso que ellos llaman “movimientos sociales” o “muviciones socialis”, si nos equivocamos esperemos que el profesor de Cántabru San Gabriel sepa perdonarnos, ya que siempre han actuado en la más absoluta impunidad, sobre todo cuando los molestados son otros menos ilustres que el incompetente Presidente Regional.

Ni diez minutos han tardado Pili y Mili en desempolvar el manual de táctica puyolesca y ya han montado la consabida rueda de prensa, blog a la sazón y sin pudor se han envuelto en la bandera de la Libertad de Expresión para apuntalar su martirio. Vamos, que del mismo modo que preguntar a Puyol por sus cuentas era ir contra Cataluña, comprobar si estos dos “alicates” han causado daños, amenazado, agredido o insultado según refiere la denuncia de las Fuerzas de Orden Público es atentar contra las bases mismas del sistema de convivencia que “nos hemos dado”. Dicen ellos que preguntar no es delito, pero no era eso lo que iban a hacer; es lógico que mientan para salvar el trasero; mentir es algo tan natural, tan intrínseco en ellos que no merece la pena detenerse aquí. Resulta enternecedor escuchar a Romano diciendo en un programa deportivo de la radio que él sólo quería poner en un aprieto al Presidente con sus aceradas y sesudas preguntas. Aquí hacemos un alto para que comprendáis por dónde pueden ir los tiros habida cuenta el alto nivel intelectual que como politólogo tiene el pájaro. Hace un par de meses se presentó en el Ateneo de Santander la última de las obras del historiador cántabro Fernando Obregón sobre la Guerra Civil en la ciudad de Santander y allí se presentó el Consejero Ciudadano para formular la siguiente y demoledora pregunta:”¿Sale en el libro Luciano Malumbres? Lo digo porque como era tan querido por la izquierda cántabra…”. Vamos, como si en la presentación de una supuesta obra “La Guerra Civil Española. Del primer al último día” se le ocurriera a alguien preguntar si sale Francisco Franco. Pero nada se puede esperar de un simple que se ha pasado meses, años defendiendo la labor del Comandante de Venezuela y lo que es peor, la del chófer que calienta la banda y nunca se despoja del chándal que le sucedió. Imagínense al más excelso defensor del “Ehhprópiese” utilizando sin pudor el dolor de una mujer que va a ser expulsada de su casa por el expediente de expropiación llevado a cabo por el Ayuntamiento de Santander y su desalmado Alcalde a la cabeza para hacer campañita de su partido. Ese, o mejor dicho, eso es Martínez Romano.

El otro, San Gabriel López, andaba un poco en la sombra hasta que la ascensión de Romano le ha dejado en un segundo plano del mundillo de la izquierda radical y paleta de la que, con su ego desmedido, siempre creyó ser un adelantado. Así que debe ser que el demonio de los celos le ha hecho despertar y con el rimbombante título de portavoz de la asociación que “nu si vendi” ejerce de moderador de mesas unificadoras con resultado más bien “modestu”.

Por supuesto esto  no le roba tiempo que dedicar a su máxima obsesión, su enfermiza fijación con la Asociación Cultural Alfonso I, estrella que guía su camino, luz que alumbra su oscuridad, motivo por el que merece la pena vivir y quemar la vida. Pero la memoria, aunque flaca, persiste y deja en evidencia a quien en la vida no se conduce con la hombría mínima exigible y mientras San Gabriel López lloriquea porque el acto en la Universidad era PUBLICO, se le olvida que las manifestaciones por la supuesta defensa de la educación pública también lo eran y ahí no dudó en, junto con otros desaseados de su cuerda, incitar a la expulsión a un grupo de personas que acudieron porque no eran de su agrado. O Público o privado San Gabriel, aclárate, porque lo del embudo, ancho para ti y estrecho para el resto, no es muy defendible. Ni tú, ni tus colegas convocabais pero ahí no te importó oír amenazas, insultos y ver intentos de agresión; total se lo hacían a los monstruos que `pueblan tus pesadillas. Llegó el personaje, en un medio digital donde suele depositar sus excrecencias, a resumir un párrafo de una carta publicada en prensa por el Presidente de la citada asociación que decía:”Los recortes que alcanzan a todas las facetas de los poderes públicos forzados por la quiebra del Estado y de un sistema que ha favorecido la corrupción en todos los órdenes, son inevitables habida cuenta la disminución de ingresos producidos por el paro, la caída libre del consumo y el empobrecimiento general que treinta años de política suicida y disparatada han producido”; y lo hizo de la siguiente manera:” "Los recortes [...] son inevitables [...]. ¡Qué profesional de la manipulación!¡Qué portento de la sobriedad y el lenguaje de mínimos! Pues este sujeto, con esa capacidad de síntesis, le puede caer a su hijo en desgracia si le llega la lista para cubrir bajas en la Enseñanza Pública. Por eso, porque entre los adjetivos que mejor le definen están el de manipulador y el de cobarde resulta que en vez de presentarse ante el Juez y decirle:” Sí Señoría, predico y busco la Revolución y por supuesto que fui y me quedé a gusto tocándole los bemoles a Diego y a quien se puso en frente” le contará que no, que él iba a hacer una pregunta y que no abrió la boca y lo que dijo lo expresó en gestos o en braille y que la libertad de expresión y bla bla y que la abuela fuma. Lo gracioso es que hace un año ellos mismos expresaban lo contrario, a saber:” Compañerxs de la Asamblea Antifascista de Cantabria, así como militantes de otras organizaciones y estudiantes, han estado presentes hoy en el escrache y la protesta contra la  presencia del presidente autonómico en la Universidad de Cantabria y las políticas del propio Gobierno.” ¿Lo entiendes San Gabriel? Nada de preguntar, escrache y protesta y lo decíais vosotros mismos en el fenecido blog de la Asamblea Antifascista con el siguiente enlace: http://antifascistacant.net76.net/modules.php?name=News&file=article&sid=37

Porque Regüelta forma parte de la susodicha y por  otro lado inexistente más allá de la red Asamblea. Y Romano forma parte de Regüelta. Así que menos cuentos y más dar la cara, menos mentiras y más hombría y menos espacios universitarios para que presuntos delincuentes, si se mantiene la imputación, se las den de mártires de la libertad cuando no son más que unos maleducados con mucho tiempo para el ocio, en lugar de reservarlos para una educación pública de calidad.

Por último sólo queda tranquilizar a la parroquia, Martínez Romano se apresuró a leer el “código ético” de Podemos; no es broma, joder, y tiene claro que no tiene que dimitir. La verdad es que si se hubiera cargado al presidente tampoco tendría que hacerlo según el susodicho código.

Para ir de ursulina por la vida hay que llevar hábito y tener hábito y para ir de hombre vestirse por los pies y el pecho descubierto y estos ni fu ni fa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

lol -

lol
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres