Blogia
Falange Montañesa

FUERA CARETAS

FUERA CARETAS

Vamos viendo como el Partido Popular se va quitando la careta y mostrándose como lo que es, un grupo de circunstancias que responde a intereses bastardos, sin ningún respeto por sus militantes y lo que es más grave, por sus votantes. Finalizadas las elecciones se dedican a hacer lo que tenían que haber hecho antes, porque si no olvidamos que más de 10.000.000 de votantes pusieron su confianza en este partido, ahora ya convertido en partida, tenemos que a pesar de la derrota electoral el apoyo recibido ha sido mayor que del que disponía hasta esa fecha. Si ese número de votantes apoyó unas propuestas y a un equipo que las llevara a cabo, parece cuando menos despreciable querer cambiarlo todo a toro pasado, obviando el mandato que sus votantes le han dado. A partir de aquí, la descomposición absoluta y el abandono de muchos, hasta ahora, pesos pesados del partido, siendo sustituidos por gente de la que sólo podemos destacar su “fidelidad” al jefe. Pero hay más, en esta huida hacia el centro izquierda, o lo que sea, abanderada por Fraga, hay que joderse, y por el nefasto Gallardón tienen que quedarse por el camino los únicos referentes de dignidad que tenía el PP, como son los que dan el callo en Vascongadas, Ortega Lara y los más relacionados con las víctimas del terrorismo. Esta huida hacia delante, hacia la posibilidad de pasteleo con los nacionalistas significa que el aparato dirigente del PP ha utilizado a la AVT miserablemente para sus fines políticos, prescindiendo de ellos cuando no les interesa; ni Roldán, robando los fondos de los huérfanos de la Guardia Civil, fue tan ruin.

Viaje al centro izquierda apadrinado por un decrépito Fraga y por el personaje más repugnante de la vida política, después de Blanco y De la Vega, como es Gallardón. Gallardón, nieto del cronista oficial de la Cruzada de Liberación y amigo personal del Caudillo, Víctor Ruiz Albéniz, conocido como  El Tebib Arrumi y yerno de un ministro de Franco absolutamente fiel a su figura, D. José Utrera Molina, renace de sus cenizas y pocos meses después de mentir sobre una posible retirada de la vida política se autocoloca en posición de heredar las riendas del partido, cuando Mariano tire la toalla, por el método de la sucesión a dedo, ya que por votación de los militantes no sería posible dado el aprecio que por él sienten. Hombre de ambición desmesurada, amigo de los enemigos de su partido, no va a dejar pasar la que puede ser su última oportunidad de subirse al carro de la presidencia de su partido para mayor honor y gracia de los enemigos de éste.

El PP pretende llegar a componendas con los nacionalistas para poder volver al gobierno y mientras llevamos tres meses de inactividad absoluta, tres meses de dejación de funciones que hacen que el gobierno Zapateril no haya dado un palo al agua y que no haya nadie que les reclame cuentas; quizá esto sea lo mejor, mientras no hagan no nos sodomizan. Ni en sus mejores sueños podría haberse esperado el bobo de León un comienzo de legislatura más tranquilo y esto es gracias, exclusivamente a Rajoy, Gallardón y cía. Es hora de que todos aquellos votantes y simpatizantes del PP vayan pensando en si merece la pena estar sometidos a la disciplina de un grupo sin escrúpulos, sin norte y sin vergüenza, que ha traicionado el voto de 10.000.000 de españoles y que se presta a hacer lo contrario de lo que ha venido diciendo hasta ayer.

Ya lo dicen muchos carteles por las calles, España no necesita parches, necesita soluciones valientes.

Haber utilizado miserablemente a la Asociación de Víctimas del Terrorismo para ahora buscar el compadreo con los defensores y mantenedores de ETA es sencillamente miserable y vil, pero nosotros ya sabíamos que el PP era así; ahora veremos que hacen los desengañados, o reaccionan y se plantan o agachan la cabeza sumisamente y como se dice por esta tierra, vengan días y vayan ollas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres