Blogia
Falange Montañesa

VERDADES COMO TEMPLOS FRENTE A FEMINISMO CUTRE Y RADICAL

VERDADES COMO TEMPLOS FRENTE A FEMINISMO CUTRE Y RADICAL

Es gratificante que entre la medianía general, entre el silencio cobarde y cómplice en todo tipo de estamentos públicos, se eleve de vez en cuando, muy de vez en cuando, la voz de quien, estando harto, nos devuelve una pequeña ilusión de que no todo esté perdido.

Frente a los pesebreros que, teniendo conocimiento de lo que a continuación comentaremos, prefieren callar y seguir engordando, aumentando sus tragaderas hasta el punto de no retorno, un Juez, D. Francisco Serrano, juez de familia en Sevilla, pone el dedo en la llaga de una cuestión conocida por muchos y cobardemente silenciada por más.

Señala inequívocamente la tremenda injusticia, la absoluta discriminación que viene suponiendo la Ley Orgánica de protección Integral contra la Violencia de Género desde su aprobación hace cinco años. Una ley absolutamente injusta aprobada por el gobierno del inmensamente necio Zapatero a instancias del feminismo más vergonzante y radical del que tanto gusta.

Miles de hombres estigmatizados, en buena parte de los casos de manera injusta. Un 1% de condenados, contando las denuncias que son archivadas o sobreseídas muestra la espantosa situación a la que se tienen que enfrentar miles de hombres contra los que se pone en marcha unos protocolos brutales tras la presentación de una denuncia, que en cada vez más número de casos se rebela falsa y encaminada a conseguir ventajas en los procesos de divorcio, con la consiguiente estigmatización del denunciado y la destrucción de su futuro, sus relaciones y su imagen pública y privada.

Buena prueba de las aseveraciones del magistrado son los datos sesgados que publicitan las estadísticas, dando las cifras de mujeres asesinadas por sus  cónyuges, compañeros o ex parejas y silenciando las de hombres asesinados por sus respectivas. Este año, sin ir más lejos, hasta el tres de diciembre han sido asesinadas 51 mujeres por 30 hombres, a los que la citada Ley no protegió ni será de aplicación a sus asesinas. A ello habría que sumar, además, el número de suicidios propiciados por las falsas denuncias de maltrato, que existen pero que ningún organismo se ha “molestado” en analizar. Vidas destrozadas, que pierden todo en la vida a consecuencia de la maldad amparada y propiciada por una Ley que consagra la discriminación más aberrante.

Apunta el juez como cualquier caso de conflicto entre los actores de una separación se toma como casos de violencia de género, ganándose el interesado el título de maltratador sin serlo.

Todo esto lo certifica un profesional con amplia experiencia, no habla de oídas sino con conocimiento de causa; no es un juez carca ni fascista, es alguien premiado por la Asociación de Asistencia a Mujeres Violadas o por la asociación Pro Derechos del Niño.

Otros magistrados como Miguel Sánchez Gasca, juez de Violencia contra la Mujer de Jaén o María Sanahuja, jueza de Barcelona, se han expresado en términos similares.

No debemos olvidar que la magistrado María Jesús García Pérez del Juzgado de Violencia de Género de Santander fue represaliada y sancionada con 3000 euros por parte del Consejo General del Poder Judicial por decir la verdad y contar su experiencia en la aplicación  de la Ley Integral sobre Violencia contra la Mujer, lógicamente a instancias de los colectivos de arpías más granados de la región. Cabe preguntarse qué habrían hecho en caso de haber sido hombre. De todos modos haría bien el juez Serrano en prepararse para lo que le puede venir encima.

Ya está bien de leyes injustas y discriminatorias que insultan al sentido común y sólo pueden ser obra de mentes enfermas. El delito debe ser perseguido venga de donde venga y con la misma ley para todos independientemente de su género. La discriminación positiva es una de esas memeces que tanto gustan a la izquierda para camuflar sus verdaderas intenciones. La discriminación es eso, discriminación y por lo tanto injusticia y tiranía. Es hora de hablar de este tema de forma pública, sin miedo, de ello depende que miles de personas se ahorren un auténtico calvario y, que nadie dude que le puede pasar a cualquiera, incluso a uno mismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres