Blogia
Falange Montañesa

SE LLAMA EMILIO GUTIERREZ

SE LLAMA EMILIO GUTIERREZ

Así es, se llama Emilio Gutiérrez y es un español normal, o lo era hasta hace un par de días. Como cualquier otra persona se procuró una vivienda para compartir con su novia y, junto a su padre, ex edil socialista, arregló un piso que se convirtió en hogar fruto del esfuerzo de ambos. El problema es que el piso se encuentra en Lazcano, provincia de Guipúzcoa, región de Vascongadas y, hete aquí que los hijos de puta aberchales, igual de hijos de puta sean de la rama "política" o de la "militar", tuvieron la ocurrencia de volar la sede socialista del municipio que, desgraciadamente para Emilio, estaba bajo su piso. Como es lógico éste se vio seriamente afectado; todo el esfuerzo de Emilio y su padre saltó por los aires junto a la "Casa del Pueblo".

Lo esperpéntico vino luego. Emilio, junto con otros afectados, acude a una concentración de repulsa en el pueblo y tiene que ver cómo los hijos de puta de la rama "política" aberchale hacen mofa de la desgracia de los allí reunidos, desgracia que por acción o compadreo han ayudado a traer. Es entonces cuando, rebasado el límite de lo humanamente tolerable, Emilio se dirige al local que sirve de financiación y propaganda a los asesinos responsables de su desgracia y descarga sobre el inmueble la rabia e impotencia que hasta el momento había conseguido reprimir. Como no es una rata batasuna no huye y afronta su responsabilidad como sólo puede hacer quien va de frente por la vida.

Ahora los medios políticos no nacionalistas comprenden su proceder pero no comparten su método. Es más, el mentiroso que preside el gobierno de mediopensionistas morales de España afirma que espera que nadie comparta su proceder. Por supuesto los nacionalistas, ya saben, los que recogen el fruto de las ramas movidas por otros, piden que sea denunciado y escarmentado y los hijos de puta batasunos piden el cese de la violencia fascista, mientras amenazan de muerte al ya famoso vecino de Lazcano.

Pues no, masonazo, nosotros no sólo le entendemos sino que agradecemos su gesto. Lo que de verdad es indignante es que de todo un municipio de 5000 habitantes y varios afectados por la explosión sólo uno haya tenido los atributos de acometer a los asesinos en su casa. ¿Recuerdan a los compañeros de Uría jugando la partida como si nada mientras su cadáver todavía estaba caliente? A este grado de degeneración y de abyección ha llegado el que una vez fue noble pueblo vasco y hoy es un atajo de cobardes sin escrúpulos ni amor propio. Que Emilio Gutiérrez tenga que irse de su pueblo porque "los hombres de paz" amenacen directamente su vida sin que nadie levante una voz en el pueblo y sin que ni gobierno vasco ni español garanticen no sólo su seguridad, sino que expulsen del pueblo a los que se han manifestado contra él, entregándole la casa de uno de ellos para que rehaga su vida, es la demostración palpable de que en España ser honrado, ser valiente, ser trabajador está muy mal visto y sólo los rufianes, criminales, cobardes y políticos pueden vivir tranquilamente, habida cuenta de que su conciencia no va a ser una carga a la hora de irse a dormir.

Emilio Gutiérrez, seas socialista o no, gracias por hacernos creer que aún hay esperanza; aunque haya sido por un rato.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

tres nombres -

en la misma entrada se le ha llamado emilio, enrique y ernesto, fijemonos en esos detalles

Txiripitiflautiko -

Si todos siguiéramos el ejemplo de este valiente, la ETA tendría los días contados.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres